top of page
Buscar
  • Foto del escritorDr. César R. Quezada Burgos

MITOS DEL USO DE LA INSULINA

Recuerda que la insulina es una herramienta valiosa para el manejo de la diabetes y no debemos dejarnos llevar por mitos infundados.


1. Mito: NECESITAR INSULINA SIGNIFICA QUE HE FALLADO.

   - La diabetes tipo 2 es una condición progresiva. A medida que pasa el tiempo, la gente tiende a producir menos insulina o se vuelve más resistente a su efecto. El uso de insulina no es un fracaso, sino una herramienta para mantener un buen control de la glucosa en sangre¹.


2. Mito: LA INSULINA OCASIONA COMPLICACIONES.

   - La insulina mejora el control de la glucosa y puede prevenir complicaciones. Un buen control de la glucosa detiene o previene la aparición de complicaciones¹.


3. Mito: UTILIZAR INSULINA SIGNIFICA QUE TU DIABETES HA EMPEORADO.

   - La diabetes aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, ataques al corazón y otros padecimientos. Usar insulina ayuda a mantener un buen control y reducir estos riesgos¹.


4. Mito: LAS INYECCIONES DE INSULINA SON ATEMORIZANTES Y MUY DOLOROSAS.

   - Las inyecciones de insulina son virtualmente indoloras con las jeringas ultrafinas disponibles en el mercado. Además, se pueden aplicar en áreas con menos nervios para reducir la probabilidad de dolor¹.


5. Mito: LA INSULINA NO MEJORARÁ MI VIDA O MI SALUD.

   - Comenzar con insulina cuando sea necesario puede mejorar tu calidad de vida a largo plazo. Es el método más rápido y efectivo para reducir los niveles de glucosa en sangre¹.


6. Mito: LA INSULINA PONDRÁ LÍMITES EN MI VIDA.

   - En realidad, la insulina puede ofrecerte más libertad en situaciones especiales. Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden controlarla con una sola aplicación al día, lo que brinda flexibilidad en el plan de alimentación y actividad física¹.


7.Mito: LA INSULINA ME PUEDE DEJAR CIEGO.

  - La insulina te producirá ceguera, lo que produce ceguera en los pacientes con diabetes es la Retinopatía Diabética Proliferativa. Algunos pacientes cuando están en niveles muy elevados de glucosa y presentan un descenso por el inicio de la insulina pueden cursar con visión borrosa de forma transitoria debido a adaptaciones en el ojo a valores normales de la glucosa. EL NO CONTROLAR TU GLUCOSA SÍ TE DEJARÁ CIEGO.

2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page